Cosmewax

Protectores solares activos: salud y belleza bajo el sol

23 agosto, 2019
Protectores solares activos

En España el Instituto #SaludsinBulos junto con la Asociación de Profesionales de la Farmacia (ASPROFA) han publicado un Decálogo de bulos en la protección para desmontar las falsas creencias y concienciar sobre el uso correcto de los protectores solares activos.

Existe una preocupación por proteger y cuidar su piel durante los meses más cálidos. Los falsos mitos en torno a la foto-protección son un riesgo grave para la salud, puesto que contribuyen a aumentar el riesgo de problemas en la piel.

Según la FDA, también son muchas las empresas que están poniendo en riesgo la salud de los consumidores, dando un falso sentido de la seguridad y ofreciendo suplementos alimenticios que podría prevenir las quemaduras solares, reducir el envejecimiento prematuro de la piel a causa del sol o protegerlo contra los riesgos del cáncer de piel.

La FDA exige al sector la realización de investigaciones exhaustivas sobre los ingredientes activos de protección solar adicionales que, nos ayudarán a responder a preguntas cruciales acerca de su seguridad en los protectores solares activos.

Radiación UVA y UVE

La luz solar que recibimos está compuesta por dos tipos de rayos dañinos: luz solar ultravioleta de onda larga A (UVA) y luz solar ultravioleta de onda corta B (UVB).

Los rayos UVA penetran profundamente en la dermis, la capa más gruesa de la piel.

La exposición desprotegida puede provocar el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de arrugas (foto-envejecimiento) y la supresión del sistema inmunitario.

La exposición excesiva a rayos UVB puede quemar las capas superficiales de su piel.

La intensidad de los rayos UVB varía según la estación, la ubicación y la hora del día, siendo las 10AM a 2PM las horas de mayor riesgo.

Sin embargo, la radiación UVA se produce durante todo el año y produce efectos dañinos en las capas más profundas de la piel: dermis y tejido conectivo.

La piel quemada por el sol no solo deja de tener un aspecto saludable, sino que, además, puede causar daños permanentes con el tiempo como alterar las células a largo plazo y producir foto-envejecimiento, alergia al sol, trastornos de pigmentación de la piel y el desarrollo de cáncer de piel.

Por lo tanto, debemos proteger y cuidar nuestra piel con productos que contengan factores de protección solar y protectores solares activos como los protectores solares aprobados por la FDA.

PROFUNDIZANDO EN EL SPF DE LOS PROTECTORES SOLARES ACTIVOS

SPF significa factor de protección solar. Los protectores solares activos se clasifican por un número SPF que se refiere a su capacidad para desviar los rayos UVB.

La calificación SPF se calcula comparando la cantidad de tiempo necesaria para quemar la piel protegida con protector solar versus la piel sin protección.

Para garantizar la máxima cobertura de SPF, debes aplicar generosamente sobre la piel expuesta y seguir estos consejos para protegerse del sol propuestos por la Skin Cancer Foundation.

Desde Cosmewax te recomendamos los siguientes activos con propiedades fotoprotectoras:

Aceite de frambuesa

El aceite vegetal de frambuesa o aceite de pepita como también es llamado es rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados como lo son el Omega 3, Omega 6 y Omega 9 presentes entre un 50-60%. Estas semillas son capaces de brindar vitamina E, la cual regenera la estructura de la piel desde adentro hacia afuera reconstruyendo los lípidos epidérmicos, de forma natural, dándole humedad y elasticidad en sus tejidos.

Además de contener propiedades nutritivas, antioxidantes y antienvejecimiento, también cuenta con un filtro natural que protege de los rayos UVA y UVC.

Aceite de zanahoria

Este aceite esencial se extrae de las semillas secas de la planta de zanahoria silvestre (Daucus carota) de la familia Apiaceae o Umbelliferae. El aceite tiene una consistencia viscosa, color marrón amarillento, y una fragancia leñosa y de tierra.

Estimula y acelera la formación celular. Además, ayuda a aumentar la producción de sebo no en exceso, lo que lo convierte en un aceite perfecto para la piel seca y escamosa.

Acelera el bronceado debido a sus altos niveles de carotenos.

Aceite de bardana

Se trata de una sustancia grasa (aceite) que se extrae de las hojas y raíces de una planta que llevaban por nombre el mismo de este aceite, Bardana. Una vez que es extraído se puede comenzar a utilizar en los múltiples campos que lo permiten.

Estimula la barrera protectora de la piel. Contiene propiedades antibacterianas, purificantes y fotoprotectoras que contribuyen a evitar los efectos dañinos de la radiación UVB.

Aceite de saúco

El aceite de Saúco se obtiene de las semillas de la baya del arbusto saúco negro (Sambucus nigra). Antiguamente el saúco se consideraba como una variedad de la madreselva (fam. Caprifoliaceae), pero recientemente se ha reclasificado como perteneciente a la familia Adoxaceae.

El aceite vegetal es generalmente un subproducto obtenido durante la producción del zumo de la baya del saúco, es de color amarillo verdoso y posee un aroma característico.

Este aceite se caracteriza por sus altos niveles de polifenoles, que protegen la piel contra los dañinos rayos solares.

Elijas el protector que elijas, ¡usa siempre protectores solares activos!

Protectores solares activos